¿Por qué es importante ser propietario de oro?


Es importante ser poseedor de oro

¿Por qué es importante para nuestro futuro ser poseedores de oro?

La compra de oro es, aunque parezca lo contrario, poco popular.

Aparte de una minoría de “gold bugs” y de otros que compran oro desde un punto de vista especulativo, el oro vive su momento de menor popularidad en la historia y aquí me estoy refiriendo a los grandes ciclos del tiempo.

En general, el oro era más popular que ahora hace 2000, 700 y 50 años. 
 
Hoy por hoy no se ve gran cantidad de gente acumulando oro por los países europeos.

Sin embargo, la fama del oro como protección y reserva se ha vuelto a hacer más que evidente en los últimos años que hemos vivido de crisis en los que se ha vivido una gran expansión de tiendas de “compro oro” a las cuales millones de personas en todo el mundo acudieron para vender el oro que tenían en su poder para poder alimentar a sus familias y para pagar sus deudas.

Hubieron momentos en los que la gente llegó a vender todas las joyas de la abuela para poder salir del paso de deudas impagables y quiebras incluso empresariales de todo tipo.

Fue un buen, aunque breve negocio, para los que se dieron cuenta del filón de oro que se venía encima a consecuencia de la crisis del ladrillo y del sistema financiero mundial.

No obstante, no es descartable para nada que vuelva a verse un repunte de este mercado de compra de oro en cuanto vuelva la siguiente fase de la crisis del sistema financiero mundial y esta sacuda al resto de la gente que no pudo sacudir en la anterior fase de la crisis.

Si llega esta segunda fase de la crisis financiera, y esto es algo que muchísimos expertos de todo el planeta auguran, las personas que pudieron escapar de la fase anterior también tendrán que liquidar su oro para tirar adelante.

Lo cierto es que la gente no está comprando oro ni de manera masiva ni de una forma más o menos importante en Europa porque aun sigue confiando en el papel moneda sin darse cuenta de que el papel no es más que eso, papel, sin un valor de respaldo.

Si le preguntas a todas las personas que te rodean si han comprado oro, la mayoría te mirarán con cara rara diciéndole que no, por supuesto. ¿Oro para qué? 


¿Es buena idea comprar oro?

ETFs Quien quiera comprar oro puede hacerlo de muchas formas, de forma física, en inversiones en papel tipo ETFs, CFDs, futuros, acciones mineras...

Pero lamentablemente solo una pequeña parte de la gente de a pié compra oro como inversión segura, la gran mayoría de la gente "normal" sigue confiando en los productos que el sistema financiero ofrece basados en papel y deuda con lo cual siguen manteniéndose en la cuerda floja de una trampa sin retorno en la cual están arriesgando sus ahorros, sus futuros y el futuro de los suyos.

Aparte de los joyeros y las joyas de las abuelas y mujeres, son pocas las personas en España que poseen oro físico en propiedad.

A decir verdad, hoy no parece hacer ninguna falta ser propietario de oro, o eso es lo que nos da a entender el sistema bancario. La gente se pregunta, ¿Para qué quiero comprar oro?

La respuesta a ese para qué es muy sencilla, el sistema financiero puede caer en cualquier momento, y el oro proporciona la protección necesaria ante un evento de tal magnitud.

Esta protección serviría para poder comprar avituallamientos esenciales para vivir, ya que en caso de ruptura o quiebre del sistema financiero habrían grandes dificultades para mantener un comercio mundial fluido y regular.

El problema es que en un escenario así, disfrutar del oro acumulado será un premio amargo pero permitiría a los poseedores de oro seguir alimentando a sus familias e incluso crear patrimonio.

Las personas que acumularon oro no se arrepentirán si esto pasase ya que no tendrían que pasar las calamidades que vivirían las personas que no tengan un medio para seguir adelante por haber confiado en algo que les mantenía inmersos en una gran mentira.

Es recomendable tener una pequeña fracción de nuestros ahorros en forma de oro físico, pues nunca se sabe lo que puede pasar. Y de todos modos, y en el “peor” de los casos para esa inversión: es decir, que el sistema no quiebre, el oro siempre va a tener un valor en el mercado. Siempre podremos ir a venderlo y convertirlo en papel moneda de nuevo cuando lo necesitemos o cuando deseemos hacerlo.

Aún en el caso de que todo siga bien, el oro transitará por décadas aunque no se aprecie como sucedió en las épocas de los años 80 y 90, épocas en las cuales el oro pasó totalmente desapercibido porque la atención estaba puesta en otros activos de riesgo, pero también volverán épocas donde se apreciará muchísimo como los años 70 o como en la crisis que estamos viviendo.

Así que ser poseedor de oro no tiene por qué ser tan mala idea. Es como tener un pequeño seguro particular con el cual si las cosas se ponen feas de verdad, tendremos una posibilidad más que el resto de poder salir adelante.

Por ejemplo pongámonos en un caso extremo...

En la Rusia de 1917, pongamos a un inversor que tiene todo su dinero invertido en la Bolsa de San Petersburgo y que tiene plena confianza en que el movimiento revolucionario no llegará muy lejos; apuesta todo su capital en las inversiones en bolsa.

Por otro lado tenemos a otro inversor que tiene un 95% de sus activos en la Bolsa y un 5% en varias monedas de oro.

Cuando sobreviene la crisis de 1917 el primer inversor ve como su inversión se va a cero y no puede hacer absolutamente nada para huir del país.

Sin embargo el segundo ha perdido el 95% de su inversión, pero la remesa de monedas o lingotes de oro que posee en su caja fuerte le pueden servir para comprar algunas “voluntades” y salir del incipiente infierno marxista.

Otro ejemplo cercano y muy real sobre la importancia de ser propietario de oro lo tenemos en la Alemania de de 1921 a 1923.

Durante estos años se vivió en Alemania los efectos devastadores de una gran hiperinflación, durante este periodo de tiempo el marco alemán se devaluó de tal forma que los salarios de los obreros se pagaban a diario por la cantidad de papeles que tenían que recibir por su salario.


Hiperinflación alemana de 1923


Tal era esto que las esposas de los obreros tenían que ir a coger el salario de los maridos con una carrilla a diario para poder cargar la gran cantidad de papeles que le correspondía por el día trabajado.

En Alemania hay una medalla conmemorativa de la inflación.
 
En alemán se puede leer en la medalla:
 
El 1 de noviembre de 1923,
 
1 libra de pan costaba: 3.000 millones de marcos,
1 libra de carne: 36.000 millones,
1 vaso de cerveza: 4.000 millones.
 
Durante este periodo de hiperinflación en el que el papel noneda no valía absolutamente nada los poseedores de oro y plata pudieron sacar adelante a sus familias y sobre todo pudieron aumentar sus patrimonios cambiando oro por bienes como casas, palacios, coches, aviones...
 
Podemos ver un excelente reportaje sobre este momento negro de la economía alemana en Wikipedia en el siguiente enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Hiperinflaci%C3%B3n_en_la_Rep%C3%BAblica_de_Weimar 
 
Como vemos el oro es uno de los pocos activos que no se pueden devaluar de manera arbitraria por un gobierno, de ahí el odio que le tienen todos los amantes de las ideologías socialistas; amantes del control y el ejercicio del poder sobre otros.
 
El oro además es un activo que siempre podremos intercambiar en cualquier parte del mundo no solo por dinero si no también por productos, servicios u otros bienes, pues su valor es apreciado por cualquier ciudadano de este planeta, sea alto, flaco, gordo, chino, blanco, negro o hindú.
 
Lo que no está tan claro es que la gente de otros países diferentes a tuyo te acepten la moneda de tu 
país ya sean euros, bolivares venezolanos, yenes, o dólares de Zimbabue.
 
Su relación valor peso hace al oro además extremadamente atractivo para ser la forma preferida de acumulación de capital y riqueza por aquellos que quieran mucho capital en poco espacio y fácil de transportar, de ahí que siempre fuera el dinero de los reyes.
 
Con respecto a su utilidad como instrumento para hacer trading o especular en bolsa, esa es otra historia.
 
Ahora, de lo que podemos estar seguros es que pase lo que pase, el oro seguirá ahí.
 
Por el contrario, las cosas no están tan claras con respecto al dólar o al euro; por mucho que sus defensores los crean eternos, la realidad es que no lo son.
 
IMPORTANTE: El objetivo de este artículo es solamente de entretenimiento y ser informativo. En ningún caso supone una recomendación para comprar o vender activos financieros o inversión de ningún tipo.
 

  ____________________________

Karatbars España. Proteja su futuro con oro.

Proteja su dinero del sistema financiero
José Jumilla Vegara Desarrollador Web

José Jumilla, afiliado de Karatbars International GmbH. Mi objetivo es dar a conocer por medio de mi blog la importancia que tiene el oro para asegurar y proteger los ahorros del pueblo, de la gente normal y corriente. Username de Karatbars: orofuturo.

1 comentario :

¿Qué opinas sobre este tema?